¿CUÁLES SERÁN LAS PRINCIPALES NOVEDADES NORMATIVAS PARA 2021?

El año 2021 se inicia entre las esperanzas del control de la pandemia y de la estabilización de la economía. En este contexto, son varias las novedades legislativas que verán la luz a lo largo de este recién estrenado año. A continuación apuntamos los aspectos más importantes de algunas de ellas.

Normativa europea para el uso de drones

Desde el 1 de enero de 2021 pilotar un dron no está permitido sin contar con formación específica.

Será preciso contar con una licencia RPAS (para pilotaje de aeronaves civiles) y encontrarse de alta como operador en la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA).

Hasta ahora pilotar un dron de forma recreativa no era preciso contar con ningún tipo de licencia, únicamente respetar las limitaciones espaciales establecidas por AESA para este tipo de aeronaves.

A partir de ahora todos los operadores de drones, tanto de uso recreativo como profesional, habrán de estar registrado en la AESA a través de la sede electrónica en una nueva aplicación disponible desde el pasado 31 de diciembre de 2020.

La nueva normativa viene a implantar tres nuevas categorías en cuanto a las restricciones para el vuelo de este tipo de aeronaves. A saber:

– Categoría abierta: Vuelos de bajo riesgo operados por pilotos aficionados.

– Categoría específica: Vuelos de riesgo medio con la preceptiva autorización.

– Categoría certificada: Vuelos de alto riesgo, en los que el piloto deberá encontrarse certificado como operador.

Prohibición de los números 901 y 902

El Ministerio de Consumo oficializará la prohibición la tarifación especial a través de los prefijos 901 y 902, los cuales tenían un coste superior a la media, mediante la publicación en el BOE de la correspondiente Ley en fecha 23 de diciembre de 2020. 

Además la Ley viene a escuchar la vieja reivindicación de, entre otras, la organización de consumidores Facua, que ha defendido desde el principio que las empresas que habrían de disponer de números de teléfono gratuitos para sus clientes en sectores como los de la electricidad, el agua, el gas, los servicios financieros y los seguros. Estos números deberán exigirse a partir de este año a las empresas que presten estos servicios.

Economía colaborativa con IVA

Desde que Hacienda detectara el agujero en la recaudación del IVA provocado por los negocios que comercializaban servicios o productos a través de internet, se viene trabajando en la implementación de un impuesto en función de quien preste el servicio y quien lo contrate.

Así, se tendría que aplicar a la factura el IVA vigente en el país de residencia del cliente final y no, como se venía haciendo hasta ahora, esto es, el IVA del país de origen.

La reforma del IVA digital estaba prevista para enero de 2021. Sin embargo, la complejidad del momento económico actual ha hecho que su entrada en vigor se haya retrasado a julio de este año.

El lugar de tributación en materia de IVA para servicios digitales será el país de destino.  Las ventas de comercio electrónico tributarán en origen cuando el comprador sea un particular, lo  que significa que las operaciones que se efectúen desde España y que tengan como destino un país comunitario llevarán IVA español siempre que el adquiriente sea una persona física que no sea sujeto pasivo del impuesto.

La última y quizá mayor novedad de esta reforma es que la responsabilidad de recaudar el IVA de terceras empresas recaerá en las plataformas digitales quienes deberán realizar el ingreso a la administración tributaria del dinero recaudado.

IRPF de residentes y no residentes

A partir de este año quien adquiera un bien a título gratuito por causa de muerte, a través de un contrato o pacto sucesorio, que transmita dicho bien antes del fallecimiento del causante de los bienes adquiridos se subrogará en la posición de este último.

Por otro lado, la obligación de suministrar información sobre los saldos que mantienen los titulares de monedas virtuales.

En las rentas superiores a los 300.000€ que integren la Base liquidable general, se incrementará en 2 puntos el tipo aplicable, con lo que pasará del 48% al 50% de gravamen.

En cuanto a la Renta de los no residentes, la escala aplicable a los trabajadores desplazados se aumenta en 2 puntos el tipo de gravamen aplicable a la Base liquidable a partir de los 600.001 €, pasando de este modo del 45% al 47 % de gravamen.

En la base liquidable de ahorro a partir de 200.000€ (dividendos, intereses, ganancias patrimoniales, etc.) se incrementará en 3 puntos el tipo aplicable, esto es, del 23% al 26% de gravamen.

Impuesto sobre sociedades de no residentes

La mayor novedad reside en la implantación del llamado impuesto de salida o “exit tax”. La función de este tributo es que cuando un contribuyente traslade sus activos o su residencia fiscal fuera de la jurisdicción fiscal del Estado, dicho Estado grave el valor económico de la plusvalía creada en su territorio y ello aun en el caso de que la plusvalía todavía no se haya realizado en el momento en que se produzca la salida.

Aunque nuestra Ley sobre Impuesto sobre Sociedades ya tiene tratamiento fiscal en el caso de cambio de residencia, también se van a operar una serie de importantes modificaciones. Así, en el caso de que el cambio de residencia se hubiese realizado a otro Estado miembro de la Unión Europea, se establecía un aplazamiento del pago del impuesto de salida.

Tras la reforma se prevé el derecho del contribuyente al fraccionamiento del pago del impuesto de salida a lo largo de cinco años, cuando el cambio de residencia se efectúe a otro Estado Miembro o un tercer país que sea parte en el Acuerdo sobre el Espacio Económico Europeo.

Se introduce un nuevo supuesto previsto de generación de “exit tax” para el caso de que se produzca un traslado, y no de un elemento aislado sino de la actividad.

Plan de igualdad para empresas con más de 100 trabajadores

El plazo para que las empresas de más de 100 y hasta 150 trabajadores tengan realizado y aprobado el Plan de Igualdad finaliza el mes de marzo de 2021.

Son dos los objetivos que se persiguen con este plan:

  • Garantizar la igualdad de trato y de oportunidades entre hombres y mujeres en el ámbito laboral.
  • Detectar situaciones de desigualdad hasta ahora inadvertidas.

La sanción para caso de incumplimiento de estas medidas iría de los 626 y a los 6.250 euros de multa.

Los Planes de Igualdad contarán con un periodo transitorio de implantación, concretamente hasta el mes de marzo de 2022, dependiendo su aprobación y aplicación del número de personas trabajadoras en la empresa de que se trate.

Al mismo tiempo, y como consecuencia de lo anterior, habremos de estar atentos a la reacción que se produzca en los convenios colectivos en cuanto a igualdad salarial entre trabajadores y trabajadoras.

José María Alonso Martín

Abogado