El testamento

 

 

 

Desde tiempos históricos el hombre ha ideado procedimientos para disponer de sus bienes y patrimonio a favor de otros por causa de muerte.

En todos los códigos de nuestro derecho histórico se contempla la figura del testamento, haciéndose hincapié en todos los casos en la importancia de los requisitos formales.

¿Qué es el testamento?

 

El testamento es definido como aquel acto jurídico por medio del cual una persona determina qué otras le sustituirán tras su muerte como titulares de diversas relaciones jurídicas.

El Código civil español, en su art. 667 define el testamento como “el acto por el cual una persona dispone para después de su muerte de todos sus bienes o de parte de ellos”.

Características del testamento

El testamento, en su diversa tipología, presenta en todo caso las siguientes características:

1)      Es un acto jurídico mortis causa, se hace en vida pero surte efectos tras la muerte del testador.

2)      Es un acto formal, pues si no reúne las exigencias previstas se considera nulo.

3)      Es un acto personalísimo, ya que lo otorga el testador y nadie más.

4)      Es un acto individual, solamente podrá testarse de uno en uno.

5)      Es un acto revocable, pues antes de su muerte puede cambiar las disposiciones testamentarias.

Clases de testamentos

 

De entre la variada tipología de testamentos, destacaremos los siguientes:

 

1)      Testamento ológrafo.

Es aquél que el testador escribe por sí mismo. Debe respetar no obstante la forma y requisitos del art. 688 del Código civil.

2)      Testamento abierto.

Es el testamento en que el testador manifiesta su voluntad en presencia de personas que deben autorizar el acto.

El art. 694 del Código civil establece que el testamento abierto deberá ser otorgado ante Notario hábil para actuar en el lugar del otorgamiento y tres testigos idóneos y de los que al menos uno sepa y pueda escribirl.

 

3)      Testamento cerrado.

En esta modalidad de testamento el testador desea mantener en secreto su voluntad hasta el momento de la apertura.

En la práctica, si se desea preservar el contenido del testamento, suele acudirse al testamento ológrafo, por lo que este tipo de testamento no es de uso común.

4)      Testamento hecho en país extranjero

En caso de que un español, encontrándose en país extranjero, deseara testar, puede optar por una de las siguientes posibilidades:

a)      testar ante el agente diplomático o consular conforme las leyes españolas;

b)      testar conforme a las formalidades de la ley del país en que se encuentre.

5)      Testamento en peligro de muerte

Si el testador se halla en peligro inminente de muerte, puede otorgarse testamento ante cinco testigos idóneos sin necesidad de Notario.

6)      Testamento marítimo.

El Código civil español  admite este tipo de testamento por el sólo hecho de encontrase una persona a bordo de un buque en viaje marítimo.

En estos casos, el testamento será otorgado ante el Capitán del buque.

7)      Testamento militar

En tiempo de guerra, puede otorgarse este tipo de testamento siempre que se den dos circunstancias:

a)      que se esté en situación de peligro;

b)      que se esté en combate.

El testamento se otorgará ante un oficial que ha de tener, al menos, categoría de capitán.