¿Qué es la nulidad matrimonial?

 

 

 

La nulidad matrimonial es aquel proceso mediante el cual las partes deberán demostrar que antes de contraer matrimonio existían motivos lo suficientemente importantes, que hicieron el matrimonio nulo.

Para iniciar dicho proceso no podrán los cónyuges actuar independientemente, siendo preceptiva la asistencia de Letrado.

En primer lugar acude al Tribunal Eclesiástico de tu zona y solicita una entrevista. En ese encuentro te darán toda la información necesaria y podrás preguntar todo lo que desees.

A grandes rasgos, estos son los pasos a seguir en el procedimiento de nulidad matrimonial:

– El abogado debe presentar demanda de nulidad ante el Tribunal Eclesiástico.

– Citación al Dubio (contestación a la demanda). Se citan a las dos partes y se les pregunta si están de acuerdo con lo que figura en la demanda

– Periodo de pruebas. El abogado presentará las pruebas y la listas de testigos.

– Confesión Judicial: es la declaración que deben hacer los cónyuges, siempre por separado

– Declaración de testigos. No siempre se solicitará testifical.

– Envío a peritos. No en todas las ocasiones.

– Conclusión y publicación. Oídas las partes y los testigos presentados y tenido el informe pericial si procede, habrá dos momentos claramente diferenciados:
* Conclusión: el juez da por terminada la investigación.
* Publicación: los abogados podrán hacer las alegaciones oportunas.

– Sentencia. Publicada la causa y tras informe final del Defensor del Vínculo, la causa será sentenciada.

– Se envía la causa y sentencia a otro Tribunal Eclesiástico para su ratificación.

Si el segundo Tribunal ratifica la sentencia se da la nulidad de una manera definitiva. El estado civil de las personas con nulidad matrimonial es el de soltero o soltera.

La Iglesia, como regla general, nunca anula un matrimonio si ya ha sido consumado, esto es, si se ha producido cópula y ésta no ha tenido lugar sin que medie engaño o…

Al Papa se le permite disolver el vínculo de un matrimonio sacramental rato pero no consumado, es decir, aquel celebrado y que, sin embargo, no ha podido consumarse, siempre que medie justa causa.

La Iglesiasí declara que fue nulo, esto es, que no valió el matrimonio que en proceso judicial eclesiástico se demuestre que se contrajo con alguna causa que lo hizo nulo o inválido. Y esto vale incluso para el matrimonio consumado.

Se considera nulo o inválido todo matrimonio contraído en alguna de las siguientes circunstancias:

Con falta de capacidad legal:

– No tener la edad suficiente.

– Existir ya un vínculo matrimonial anterior.

– Haber tomado voto de castidad o voto u Orden Sagrado.

– Por otros impedimentos no dispensables, o dispensables, según los casos.

Con falta de capacidad física:

– Impotencia perpetua, entendida como antecedente e irreversible.

 

Con falta de capacidad mental o psíquica:

– Enfermedad o deficiencias psíquicas que in capacitan para asumir los

compromisos o deberes matrimoniales (alcoholismo, drogadicción…)

Es nulo o inválido el matrimonio que se contrajo con falta de libertad externa por amenazas u otro tipo de coacción exterior que produzcan un miedo grave, o bien por falta de libertad interna causada por una serie de circunstancias que producen en el ánimo del contrayente una situación de confusión y condicionamiento interior.

Es asimismo nulo un matrimonio por falta de la debida forma canónica para su validez con el único objetivo de evitar los denominados matrimonios clandestinos.

 

Pese a lo que pudiera pensarse, el Tribunal de la Rota no interviene habitualmente. Al tribunal de la Rota sólo se acude si existe discrepancia entre los dos Tribunales intervinientes. Le corresponde en estos casos a la Rota dar el veredicto final. Sin embargo, en los casos de las nulidades matrimoniales, la Rota no interviene cuando dos Tribunales eclesiásticos sentencian una causa de manera favorable.

 

José María Alonso es abogado, miembro del Ilustre Colegio de Abogados de Málaga.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s